Planificación financiera para mujeres: por dónde empezar.

Juliette Fairley
7 min para leer
11 views
CentSai depende del apoyo del lector. Cuando le compras a uno de nuestros valiosos socios, CentSai puede ganar una comisión de afiliado. Divulgación de publicidad
Planificación financiera para mujeres: por dónde empezar.

Resumen de 6 segundos: Las mujeres a menudo se quedan atrás cuando se trata de educación financiera. Entonces, ¿por dónde empiezas?

Lucy Corcorán se graduó de la universidad hace dos años. A los 23 años, está lista para invertir para su futuro, pero no sabe por dónde empezar. Ella es una de las muchas mujeres que luchan por la falta de recursos y conocimientos cuando se trata de planificación financiera.

“No hay muchas campañas de marketing dirigidas a mujeres jóvenes”, dice Corcoran. “Mi banco debería comunicarse conmigo sobre cómo invertir, pero nadie lo ha hecho “.

Estadísticas sobre planificación financiera para mujeres

Corcorán es una de las más de 20 millones de mujeres que conforman la fuerza laboral mexicana, según datos del INEGI de acuerdo con el Semáforo Económico de mexicocomovamos.com.mx

A pesar del hecho de que el 50% de las personas que en México cuentan con un título universitario son mujeres,  y que el 35% de los puestos de alta dirección los ocupan mujeres, ellas parecen tener un desempeño más bajo que sus homólogos masculinos en las pruebas de conocimientos financieros.

Aprendiendo a invertir: la historia de Julia

Julia trabaja en un banco de inversiones y tras años de trabajo reunió casi medio millón de dólares en activos. Sin embargo, ese patrimonio estaba estancado en su cuenta corriente sin ganar ningún rendimiento.

“Julia no sabía qué hacer con él”, dice Sahil Vakil, un asesor patrimonial que tomó su caso. “Habiendo vivido una recesión en su vida, Julia tenía miedo de invertir en los mercados”.

Después de evaluar la tolerancia al riesgo de Julie, Vakil adoptó un enfoque cauteloso. Invirtió su dinero en una cartera diversificada de 12 fondos negociados en bolsa. Los $ 500,000 de Julie se destinaron proporcionalmente a acciones, bonos, activos alternativos y bienes raíces.

“Decidimos alinear su cartera con el perfil de riesgo de Julia y ahora está rindiendo más porcentualmente de lo que obtendría dejando su dinero en una cuenta corriente”, dice Vakil. “Había un componente educativo enorme que Julia no conocía”.

“Esto se conoce como brecha de conocimientos financieros. Nadie le había planteado de manera simple sus opciones financieras o de inversión”.

La educación financiera es esencial. Cuanto más sabemos sobre un tema, menos miedo tenemos. Así que busca libros de finanzas vídeosy sitios web, como CentSai, que brindan información para principiantes.

Inscribirse en clases para mujeres

Donna Skeels Cygan, planificadora financiera certificada de Albuquerque, Nuevo México, aconseja a las mujeres que se inscriban en clases de planificación financiera. Por ejemplo Kim, de 26 años, gracias a una clase de planificación financiera personal que tomó en la universidad, ahora invierte cómodamente $ 200 al mes directamente en una cuenta de corretaje de Schwab a través de deducciones automáticas.

“En el entorno de una clase formal se da una familiaridad con los conceptos y los productos de inversión y financieros disponibles que de otro modo no estaría allí”, dice Cygan, autor de La alegría de la seguridad financiera.

Hay una gran cantidad de cursos gratuitos en línea sobre planificación financiera que puedes encontrar en CourseraEdxAlison (incluyendo su curso, Educación financiera).

Aprovecha los beneficios para empleados

¿Qué más se puede hacer para ayudar a las mujeres a educarse en planeación financiera? El departamento de Recursos Humanos de tu empresa puede asesorarte si existe algún tipo de beneficio o participación para empleados en vehículos de inversión accesibles.

Es importante preguntar cuáles son los beneficios de la Afore con la que trabaja tu empresa y compararlos con la que tienes hoy. O tal vez podrías preguntar también sobre el tiempo libre remunerado y los diferentes tipos de capacitación de los empleados. Piensa en qué beneficios son más significativos para ti y cuáles te ofrecerían una mayor ganancia financiera.

Esto es lo más importante de todo: no tengas miedo de preguntar. Ser proactivo te hará lucir más fuerte y más comprometida e involucrada en tu trabajo.

Planes de compra de acciones para empleados

Después de graduarse de la universidad, Darla se mudó a la ciudad de Nueva York. Allí consiguió un empleo en una empresa que cotizaba en Bolsa, con un salario que le permitía tener un excedente de efectivo. Sin embargo, a sus 27 años no estaba aprovechando al máximo la ventajas que ofrecía su empleador.

La asesora financiera de Darla, Kaya Ladejobi, le sugirió que se inscribiera en el plan de compra de acciones para empleados de la compañía (ESPP) a 17 dólares por acción.

“Si la empresa te ha concedido un descuento para comprar acciones de la empresa, podrías venderlas con beneficios en una fecha posterior si la cotización se incrementa”, le explicó Ladejobi.

“Esto aumenta su margen de beneficio en comparación con si hubiera comprado esas acciones a valor de mercado porque incluso si el precio de las acciones sigue siendo el mismo, todavía ha ganado dinero. Si las acciones se aprecian más, sus ganancias aumentan “.

Los trabajadores contribuyen a dichos planes mediante deducciones de nómina, que se acumulan entre la fecha de oferta y la fecha de compra. “Algunas acciones calificadas ofrecen hasta un 15% de descuento del valor de mercado accionario”, dice Ladejobi. “Este es el escenario más común y recomendaría aprovechar ese 15%”.

Tenga en cuenta que si acabas de comenzar en un trabajo, es posible que no puedas aprovechar al máximo las opciones sobre acciones de la empresa, ya que muchas compañías tienen un “período de adquisición de derechos” o una cantidad de tiempo designada para esperar antes de comprar las acciones reales.

“Adquirir es un término legal que esencialmente significa otorgar o ganar un derecho a un beneficio inmediato o, más frecuentemente, un beneficio futuro en forma de pago o la recepción de un activo”, nos dice el abogado de derecho comercial David Reischer.

Además, poseer acciones en una sola empresa, sobre todo de la empresa en la que trabajas, no está exento de altibajos. “La desventaja de las opciones sobre acciones es que un empleado puede trabajar muchos años antes de que estas se consoliden. Las condiciones financieras de la empresa pueden cambiar significativamente en un período largo”, agrega Reischer.

“Al invertir en un plan de compra de acciones con descuento, ha comprado las acciones a un precio inferior al valor de mercado”, dice Ladejobi.

Participar en un plan de compra de acciones de un empleador es un movimiento de planificación financiera inteligente para las mujeres que puede ayudar a cerrar la brecha salarial de género. Pero este recurso no compensa una política injusta de paridad salarial.

La brecha salarial de género se ha reducido según el diario mexicano de economía El Financiero. Sin embargo, aún se mantiene una diferencia de casi el 30% entre los salarios de hombres y mujeres.

Cuentas de ahorro de salud

Para las trabajadoras que cuenten con un plan de salud con deducibles altos, esto potencialmente podría ser tanto un beneficio fiscal como un beneficio de inversión.

Un seguro permite a un empleado deducir una cantidad designada de su cheque de pago libre de impuestos y depositar esa cantidad en una cuenta que se utiliza para gastos relacionados con la salud. Cada aseguradora tiene sus propias políticas. Asesórate para sacar el máximo beneficio de tu seguro.

Emprendimiento femenino

Para las mujeres que buscan un nuevo desafío, o que tal vez se sientan insatisfechas con su empleo actual, lanzar una startup puede ser una opción, según Barbara Roberts, autora de Viajes emprendedores de mujeres.

“Mi mensaje para las mujeres es que nunca es demasiado tarde para iniciar su propio negocio”, dice Roberts, emprendedora residente en la Escuela de Negocios de Columbia. “Cada mujer tiene un problema único que debe resolverse. Si eres infeliz en tu trabajo o estás buscando crear de tu propia riqueza, tal vez seguir tu pasión y comenzar un negocio pueda resolver esos problemas “.

Esto no quiere decir que no debas considerar seriamente los desafíos de Iniciar su propio negocio. Formula un plan de negocios, haz una investigación de mercado y considera si tu producto o tu servicio es algo que la gente realmente necesita. Considera también aprovechar los recursos y la ayuda que puede ofrecerte la Asociación Mexicana de Pymes .

Planificación financiera para mujeres y millennials

La desconfianza de los millennials en la industria de servicios financieros es en parte culpable de la falta de dirección financiera entre las mujeres jóvenes. Es un hecho que existe una desconexión notoria.

Menos del 20% (14%) de los mexicanos tiene algún instrumento de inversión. Entre los millennials hay más confianza e interés por inversiones alternativas como el bitcoin y las distintas criptomonedas.

A pesar de estos desafíos, ante la falta de igualdad salarial y la esperanza de vida más larga, es más importante que nunca que los profesionales de la industria tomen las medidas necesarias para proporcionar herramientas financieras y educativas a las mujeres, y que las mujeres que buscan profundizar su educación financiera aprovechen la oportunidades disponibles.