¿Cuánto te cuesta en realidad tu café? Un caso de gasto hormiga

Michelle Jackson
3 min para leer
40 views
CentSai depende del apoyo del lector. Cuando le compras a uno de nuestros valiosos socios, CentSai puede ganar una comisión de afiliado. Divulgación de publicidad
¿Cuánto te cuesta en realidad tu café? Un caso de gasto hormiga
Resumen de 6 segundos: Ese costoso hábito de tomar café o batidos es una forma segura de generar un déficit presupuestario. Aprende a reducir costos.

¿Cuándo fue que el café comenzó a costar más de $20.00? Y además, ¿desde cuándo necesitamos jugos y smoothies tan caros después de un entrenamiento? Recientemente, me he vuelto muy consciente de mi amor por ese café latte con leche de almendras (alrededor de $80.00 cada uno) y de cuánto me gustan los batidos verdes. Me pregunto si habrá una conspiración para llevarme a la ruina, pero eso sí, muy bien hidratada.

Calculemos el costo de tu café

Muchos bebedores ávidos de café no tienen idea de cuánto están pagando por su dosis diaria de cafeína. Hay varias formas de ahorrar en tu bebida matutina. Primero, dediquemos un tiempo para rastrear el costo del café, así como la frecuencia con la que vas a esa cafetería que tanto te gusta.

Si hablamos de que vas una vez a la semana, eso es perfectamente razonable. Pero si de pronto descubres que vas cuatro veces a la semana y te gastas $160.00 pesos por viaje, solo en café, más un muffin o un pastelillo, eso suma $2560.00 al mes, aproximadamente y $30,720.00 al año. ¡Dios mío!

Podemos hacer las mismas cuentas con tu hábito de tomarte un batido después de entrenar. Es posible que te sorprendas de la cantidad que estás gastando.

Cómo ahorrar dinero en café y smoothies

Reservar el viaje a tu cafetería favorita por un café o un licuado como regalo especial ha ayudado a algunos fanáticos incorregibles a ahorrar dinero.

Si lo mantienes como algo especial, podrás disfrutar de tu pan y tu café sin ningún sentimiento de culpa.

Pídele a un amigo o familiar que te acompañe mientras disfrutas de tu regalo especial. Lo mismo ocurre con los licuados. La última vez que compré uno costaba casi $120.00. Sí, lo disfruté, pero no pude dejar de cuestionarme el precio.

Los fanáticos del café también tienen la opción de encontrar sustitutos en el hogar para ahorrar dinero:

  • Molinillos de café: ¿Prefieres comprar café en grano? En caso afirmativo, también deberás comprar un molinillo de café. Uno de calidad suele costar entre $300.00 y $450.00. El café en grano también tiende a ser un poco más difícil de encontrar y es un poco más caro que el café molido, pero nunca será tan costoso como el que compras en la cafetería.
  • ¿Y una cafetera de cápsulas? Las cafeteras de cápsulas son una forma eficiente de hacer no solo café, sino también bebidas especiales y tés. Sin embargo, hay un par de desventajas de tener una. Para empezar, no es bueno para el medio ambiente porque las cápsulas vacías se acumulan en los depósitos municipales de residuos. Además, la máquina es mucho más cara que una cafetera de prensa francesa. Una buena cafetera de este tipo te costará por lo general cuesta alrededor de $3,000.00. Ahora, su sabor y consistencia hacen que ganen muchos puntos.

Los fanáticos de los batidos, sin embargo, pueden encontrarse totalmente confundidos buscando la mejor máquina para prepararlos. Ten cuidado: ya he recorrido este camino y no es lindo. Hay tantas opciones que encontrar la correcta es un poco abrumador.

Yo me decidí por un modelo fabricado en el país. Es de buena calidad y hace los licuados más suaves que he probado. Su precio, sin embargo, es astronómico: uno de buena marca te saldrá en al menos $15,000.00. Sí, eso es mucho dinero.

Si decides invertir en una máquina costosa o prefieres preparar tus bebidas desde casa, considera conseguirte otro trabajo, solo una vez para cubrir el costo. O pregunta si algún amigo tuyo tiene una máquina que quisiera vender. Si tienes una amiga que esté tratando de deshacerse de ella, ¡tal vez incluso te la dé gratis!

Para los bebedores de café habituales y los amantes de los smoothies, preparar bebidas en casa puede generar grandes ahorros. Se necesita un poco de disciplina y tiempo, pero ciertamente lleva menos tiempo que esperar en la fila en un Starbucks concurrido. Y hacerlo te permitirá ahorrar varios miles de pesos.