Por qué utilizar un asesor empresarial puede ser bueno para tu negocio

Belinda DiGiambattista
6 min para leer
196 views
CentSai depende del apoyo del lector. Cuando le compras a uno de nuestros valiosos socios, CentSai puede ganar una comisión de afiliado. Divulgación de publicidad
Por qué utilizar un asesor empresarial puede ser bueno para tu negocio
Resumen de 6 segundos: Un asesor empresarial puede ayudarte a administrar tu empresa de manera eficaz, sin dejar de ser fiel a tu visión.

Todos los empresarios que han logrado el éxito han acumulado una experiencia inestimable. Y uno de sus mejores aprendizajes es saber que tienen límites que pueden impedirles cumplir con la visión panorámica que tienen de su negocio y que requieren ayuda para llegar a donde desean.

En un mundo acelerado como el actual, en el que la tecnología, las leyes, las nuevas formas de hacer marketing, la gestión de talento y los desafíos de los últimos años, puede ser útil tener a alguien a su lado para ayudarlo a analizar los retos y abordar cada aspecto de la gestión empresarial para cumplir los objetivos.

Estos objetivos, especialmente los comerciales, están estrechamente vinculados a los objetivos personales porque el éxito comercial permite que todo lo que se desea, sea posible. Cuando tu negocio tiene éxito, tienes los recursos para retribuir y cuidar a tu familia, tus amigos y a ti mismo.

Aprovechar la experiencia de un asesor de negocios es una forma práctica de mantenerte fiel a ti mismo y asegurarte no sólo  de encontrar el camino más corto hacia tu destino, sino también de mantenerte en la ruta.

A continuación, te mostramos algunos de los beneficios de tener un asesor empresarial, que es lo que puedes esperar y cómo encontrar a la persona que necesitas.

Toma la responsabilidad en tus manos

Uno de los principales beneficios que han obtenido mis clientes de coaching es el de hacerlos responsables de sus compromisos.

En un mundo lleno de distracciones, es probable que lleguen a un punto en que dejen de preguntarse qué más pueden hacer y se conformen con lo que ya saben hacer bien.

La lista de tareas pendientes en tu calendario de actividades es un buen indicador para saber si estás buscando innovar o si te estás quedando en tu zona de confort.

Y de la misma manera como ir al gimnasio con un compañero te anima y te compromete a mantenerte en una rutina de ejercicio, acudir a un asesor empresarial para determinar como puedes innovar en tu negocio te abre a una dinámica de cambio positivo.

Estrategias de ejecución empresarial

Ya sea que tengas la mira puesta en hacer crecer tu negocio o si planeas mantener el rumbo y valorar el mejor momento para un cambio o determinar las estrategias más adecuadas para dar un salto de calidad en tu negocio, un asesor empresarial te ayudará a tener claridad sobre cómo establecer una estrategia y cómo llevarla adelante.

Los empresarios de pequeñas y medianas empresas no siempre pueden permitirse tener un equipo gerencial robusto con el que puedan trabajar de manera confiable para desarrollar estas estrategias. En esa soledad, un entrenador de negocios puede llenar el vacío y acompañarte en ese proceso de cambio.

El primer y único objetivo de un coach de negocios es que su cliente tenga éxito pues su éxito redundará también en el suyo. Y aunque es posible que el asesor no sea experto en todo tipo de empresas, sí que tiene la capacidad para establecer una estrategia integral y prioridades en la inversión de tiempo y recursos económicos para la ejecución del plan.

Un terapeuta para mi negocio

Ser propietario y administrar un negocio es emocionalmente agotador. La gente confía en ti por razones importantes. Tus empleados confían en ti para mantener el sustento de sus familias.

Los clientes confían en que cumplirás tus compromisos con ellos. El gobierno depende de los impuestos que pagas. Tienes responsabilidades en forma de seguros, permisos, licencias, capacitación, alquiler/hipoteca, contratistas y más.

Algunos días solo necesitas desahogarte. Algunos días necesitas que te recuerden que estás haciendo un gran trabajo y que estás en el camino correcto.

Algunos días es necesario que te aconsejen suavemente y te muestren caminos alternativos o nuevas formas de hacer las cosas;, y algunos días necesitas un ladrillo en la cabeza para salvarte de ti mismo.

Varios clientes me han dicho que sienten que soy su terapeuta de negocios y que aprecian tener en mí una caja de resonancia en esta área particular de su vida que nadie más puede entender.

Un asesor empresarial privado

Si tu negocio está en ese punto en el que tienes una lista de clientes y estás en un camino de crecimiento, podrías beneficiarte de un asesor empresarial privado. Alguien que te ayude a centrarte en ti y en lo que te interesa.

Tus objetivos te guiarán para profundizar y reflexionar sobre lo que realmente quieres, por qué estás en el negocio y qué quieres para el futuro de tu empresa.

Esto es más difícil para unos que para otros, pero es importante para todos. Un asesor proporciona orientación para que sepas cómo establecer pequeños hitos para cada trimestre, mes, semana y día para que sepas que tus esfuerzos y tu energía se están invirtiendo en lo que le importa.

Tus estrategias: a medida que trabajas constantemente para servir mejor a tus clientes y creas alrededor de tu negocio un ecosistema positivo, deberás emplear las estrategias más adecuadas en cada momento: estrategias de precios, de contratación y delegación de funciones; estrategias de marketing, desarrollo de productos, etc. Con el tiempo, estas estrategias evolucionarán.

Tus decisiones: a medida que creces como emprendedor, las decisiones se vuelven más difíciles. Por ejemplo cuando te encuentras en situaciones en las que no sabes cuál es el camino correcto, tienes que tomar una decisión difícil y no cuentas con suficiente información.

Un entrenador puede ayudarte a saber cuándo y cómo obtener información; a tener claro quién puede resolver tus dudas y a conectar con expertos en cada área de la gestión de tu empresa. Todo con el único objetivo de que te sientas seguro de cada decisión que tomes.

Tus habilidades: siempre estás aprendiendo algo nuevo cuando tienes un negocio. A veces necesitas una nueva habilidad y no te das cuenta. Un coach puede ayudarte a identificar las áreas en las que necesitas practicar y a esforzarte para conseguir las habilidades que te lleven a donde quieres.

Asesor de negocios en grupo

Si eres un emprendedor reciente y no estás seguro de si contratar a un asesor particular es para ti puedes probar unirte a un programa de coaching grupal; es una excelente manera de comenzar.

Puedes obtener ayuda para resolver los nudos en la operación y, al mismo tiempo, compartir información con otros emprendedores como tú. 

Esta mirada sobre el trabajo de colegas empresarios como tú te dará una dimensión más completa de tu propia gestión y te pondrá de relieve aspectos que es posible que no hayas visto con anterioridad. Y sobre todo, te hará sentirte menos solo.

Los programas de coaching grupal son menos costosos que el coaching privado y pueden brindarte acceso a profesionales experimentados a un costo adecuado a tus posibilidades. También puedes darte tiempo para aprender cómo usarías un entrenador privado si tuvieras uno en el futuro.

Haz la prueba

En resumen, si estás comprometido con tu éxito comercial y personal y estás buscando ayuda sobre cómo aprovechar mejor tu propia experiencia y, al mismo tiempo, descubrir cómo compensar lo que no sabes, el coaching empresarial puede ser útil e ideal para tu negocio.